close
Política Pública

Orientaciones básicas para abordar el fenómeno socioeconómico de las drogas

unnamed
Ricardo Loor y Rodrigo Vélez.

El fenómeno socioeconómico de las drogas requiere de orientaciones básicas para un adecuado abordaje; las mismas que las hemos estructurado en ocho ejes que sustenten el mismo:

1. Comprensión
2. Integralidad del fenómeno
3. Estructura
4. Factores asociados a consumo y tráfico de drogas
5. Política pública de drogas
6. Estrategia
7. Convivencia / ciudadanía y comunidad
8. Desarrollo humano Integral

1. Comprensión

Comprender significa “buscar y encontrar lo que tienen en común personas, situaciones diferentes/ diversas”. Jorge Wagensberg. “Quien no puede comparar, no puede comprender”, destaca este autor en su obra “El pensador intruso”. De aquí surge la imperiosa necesidad de observar cuál es la situación , el enfoque y la política con que se aborda el fenómeno drogas a nivel Global, Regional y Local ; no podemos seguir hablando de “Guerra contra las drogas”, cuando esta política guerrerista ha fracasado en el mundo,dejando una secuela de violencia, muerte e irrespeto a derechos humanos; no podemos ignorar que han pasado más de cincuenta años desde la aparición de los Hippies y su relación con la marihuana; todo ha cambiado y está cambiando…el ser humano no es, está siendo permanentemente , nos indica con mucha pertinencia Humberto Maturana; han cambiado los sujetos, las familias, las formas de trabajo, la educación, los docentes, los estudiantes, las comunicaciones, la tecnología, las leyes, etc. Así mismo; han cambiado y están cambiando las drogas, las formas de uso, consumo, las formas de tráfico, sembrío, distribución, el crimen organizado, las Leyes, las formas de atención a consumidores, etc.

Dentro del fenómeno drogas se encuentran inmersas varias disciplinas:
a) Sociología
b) Economía
c) Política
d) Legislación
e) Psicología
f) Medicina
g) Psiquiatría
h) Educación
i) Comunicación
j) Química; etc.

Juan Carlos Monedero, en su libro “Curso Urgente de Política para Gente Decente” nos dice que la política es una ciencia y que por ser tal, reclama estudio; que es un asunto colectivo y por lo tanto reclama diálogo y; que es una actividad y por lo tanto requiere compromiso; consideramos que esto se ajusta perfectamente al tema drogas que para un abordaje adecuado requiere estudio, diálogo y compromiso de todos los integrantes de la sociedad; gobernantes y gobernados; Estado y sociedad civil; esto es lo que llamamos responsabilidad compartida.

Lo que pasa en Europa: Portugal, España, Holanda, Finlandia, etc.
La experiencia Uruguaya, chilena, Peruana, Boliviana, Ecuatoriana en la region; merece ser Mirada; la ciencia avanza entre observaciones y comprensiones.

2. Integralidad del fenómeno drogas

No podemos reducir el fenómeno drogas solamente a las sustancias y sus efectos; debemos mirarlo en su integralidad:
a) Las sustancias ( todas, incluyendo alcohol y Tabaco )
b) Los sujetos (niñas/niños, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores, varones mujeres )
c) Los contextos ( familiares, educativos, laborales y comunitarios ).

Rodrigo Tenorio,en su libro El Sujeto y sus Drogas, establece con absoluta claridad la importancia de las cotidianidades y las relaciones que se dan entre los sujetos y las drogas.

No podemos dejar en un plano secundario a los sujetos y a los contextos familiares, educativos, laborales y comunitarios; priorizando a las sustancias y sus efectos; cuando son los sujetos los que establecen la relación con las sustancias y no las sustancias con los sujetos; cuando el consumo de drogas no es el problema, sino consecuencia de los problemas que tienen los sujetos.

3. Factores asociados al consumo/tráfico de drogas

Identificar las causas de los usos y consumos de drogas, nos lleva a factores asociados que no podemos desconocer ni dejar de estudiarlos de manera cuanti-cualitativa; y estos son:
a) Percepción de riesgo.- Recordemos que en drogas el consumo es inversamente proporcional a la percepción de riesgo: a mayor percepción de riesgo, menor consumo y, a menor percepción de riesgo, mayor consumo. El riesgo es algo que no ha ocurrido y, depende del sujeto si decide asumirlo o no.
b) La Familia.- Sin familia no hay prevención posible; las relaciones que se establezcan dentro de la familia son las que determinan el tipo de sujetos que tendremos: si estas relaciones son armoniosas, afectuosas y respetuosas; tendremos sujetos que se distingan por esos rasgos; pero si por el contrario, las relaciones se caracterizan por la violencia, las descalificaciones , la falta de afecto y el irrespeto; tendremos sujetos con esas características. El trabajo educativo en familias es un pilar fundamental en la prevención.
c) Normas y Límites.- Las edades tempranas son las ideales para establecer las normas y límites que caractericen la convivencia familiar, educativa y comunitaria de niños, niñas y adolescentes y; esa es una responsabilidad de los adultos, docentes y padres.
d) La experiencia educativa.- La relación , la convivencia que tengan los estudiantes con los docentes durante el proceso enseñanza-aprendizaje en las instituciones educativas; marcará estados de bien estar o de malestar en ellos. Una experiencia educativa negativa, con seguridad se transformará en comportamientos vulnerables o de riesgo.
e) La experiencia escolar.- El paso por la escuela implica una convivencia entre los estudiantes y la posibilidad de establecer relaciones sociales satisfactorias con sus compañeros y, también relaciones sociales no satisfactorias; las mismas que dependederán mucho de la calidad y responsabilidad de sus directivos y docentes en el acompañamiento que realicen a los estudiantes durante su estancia en el establecimiento educativo.

4.- Estructura

Las organizaciones sociales, las instituciones y los países tienen una estructura en la que se deben apoyar los diversos programas y actividades preventivas; esta estructura es de carácter administrativa, financiera, legal, pública o privada. Si se considera la estructura mencionada para el trabajo preventivo, este se realizará acorde a su realidad , sus recursos y con la participación activa de sus integrantes; lo cual garantiza resultados más duraderos y el empoderamiento de sus miembros en lo que emprendan o asuman.

Esto aplica para ministerios, Gobiernos autónomos e instituciones públicas y privadas.

5.- Política Pública de Drogas

El conjunto de Leyes y programas de prevención; constituyen la política de drogas de una determinada nación ( Kleiman, 1992; Longshore et al., 1998 ).
Las Leyes por lo general prohíben o reglamentan la posesión, el uso, la distribución y la producción de estas sustancias y establecen sanciones por la violación de las prohibiciones. Los programas incluyen actividades para persuadir a los niños a no probar las sustancias, ayudar a los consumidores excesivos a abandonar las drogas o usarlas de forma menos peligrosas y disuadir a los fabricantes de producir o distribuir drogas. También intentan vigilar la prescripción médica de ciertas drogas, con penalidades para toda contravención del Reglamento. ( Así lo define el libro “La política de drogas y el bien público” de la Organización Panamericana de la salud; La Society for the study of addiction y BMA ; publicada por Oxford University Press ).

Estas políticas de drogas deben considerar lo siguiente:

a) Centradas en el ser humano/en los sujetos
b) Centradas en sus contextos
c) Basadas en evidencia científica
d) Respeto a Drechos Humanos
e) No partidista

Qué podríamos decir sobre lo que pasa en Filipinas con el Presidente Rodrigo Duterte ? Una política criminal, que irrespeta Derechos Humanos, menosprecia la vida ( Más de 7.000 muertos , incluídos los de ejecuciones extrajudiciales en poco tiempo de gobierno).

México tiene un récord de violencia, muertes , desapariciones y ejecuciones extrajudiciales; producto de su política de drogas.

Uruguay, en su primer día de venta de cannabis a través del Estado, vendió 10.000 dosis de esta sustancia; eso representa 10.000 personas que ya no alimentan a los carteles de la droga; ya que están dentro de un marco de regulación del propio Estado

Qué diríamos de un Gobierno que como política de salud considere combatir la diabetes prohibiendo el cultivo, la producción y distribución de azúcar o prohibiendo estilos de vida que involucre abuso de alimentos ácidos ; y los encarcele en lugar de educar a la población y brindar atención oportuna a quienes se vean afectados por esos consumos ?.

La política de drogas debe ser de Estado; no de gobierno ni partidista; basada en evidencia científica, que respete Derechos Humanos y totalmente centrada en los sujetos y sus contextos.

6. Estrategia

La estrategia de drogas debe tener tres ejes:

a) Reducción de la demanda
b) Reducción de la oferta
c) Atención integral

Toda estrategia debe partir de diagnósticos, de investigaciones que identifiquen los problemas existentes y permitan realizar cambios sobre la marcha, una vez iniciada su ejeución.

Debe tener objetivos claros, medibles, indicadores, actividades a realizar que tributen al cumplimiento de los objetivos planteados, que se vea reflejada en actividades inclusivas y que cuente con mecanismos de evaluación oportuna.

La reducción de daño debe constar en el eje de atención integral como una vía para atender y acompañar a quienes tienen consumos que por sus características no pueden ser atendidos en el sistema tradicional de salud. Hay experiencias exitosas en Potugal, España, Alemania, Escocia, Suiza,Holanda, Canadá y otros países que nos muestran caminos para atender este tipo de consumos.

La estrategia debe tener una direccionalidad técnica, política, económica que permita optimizar recursos y canalizar esfuerzos hacia objetivos y metas communes y; aterrizada en territorio, acorde a las competencias de las instituciones que participan de manera conjunta y coordinada.

7. Desarrollo Humano Integral

PARAMETRÍA propone el programa de Desarrollo Humano Integral para abordar el fenómeno socioeconómico de las drogas, sustentado en tres ejes:
a) Prevención.- Parte de un diagnóstico cuanticualitativo sobre factores asociados a usos y consumos, perfil de usadores y consumidores, necesidades de empresas anclas, convivencia familiar, laboral, educativa y comunitaria. Luego se procede a realizar una capacitación integral con metodología activa y participativa que consiste en talleres, encuentros y conversatorios sobre alternativas preventivas y finalmente se realiza el respectivo seguimiento y evaluación.
b) Atención integral.- Parte del diagnóstico que permita identificar los servicios locales existentes y disponibles, no solo de drogas , sino a nivel general de seguridad social ;luego se procede a una capacitación integral al personal de los servicios identificados para continuar con la elaboración de protocolos de detección, articulación, derivación y seguimiento de casos; finalmente se realiza el seguimiento en la implementación.
c) Emprendimientos inclusivos / trabajo.- Inician con un diagnóstico para determinar la demanda social y empresarial de bienes y servicios, así como la oferta potencial de las comunidades vulneradas y vulnerables; con esa información se procede a la capacitación en emprendimientos con metodología CANVAS, Lean Startup, SCRUM, etc.; seguidamente viene la etapa de planificación y ejecución que contempla el diseño y estructura de proyectos y el acompañamiento en la implementación de los mismos y; finalmente se realiza el seguimiento y control en la implementación.
d) Campaña comunicacional .- Todos los procesos van acompañados de una campaña comunicacional.

8. Convivencia, ciudadanía y comunidad

La educación es una transformación en la convivencia, indica Francisco Maturana.

Los padres son los primeros educadores, ellos son los responsables no solamente de enseñar, sino de verificar , fortalecer y acompañar a sus hijos en su proceso educativo tanto en casa como en la escuela ; de esta manera entendemos la educación y, solamente así tendremos ciudadanos, serios, responsables y reflexivos que aportarán a sus comunidades con un adecuado ejercicio de ciudadanía, basada en los siguientes ejes:

a) Amor.- Reconocer al otro como un legítimo ser humano junto a uno; en todas las instancias de la convivencia.
b) Respeto mutuo.- En la cotidianidad respeto entre padres e hijos; docentes y estudiantes; marido y mujer; hermanos, autoridades y ciudadanos; gobernantes y gobernados, etc.
c) Conversación.- Significa dar vueltas juntos, de lo que se deduce que para converser hay que estar de acuerdo en los temas que deseamos conversar y, querer conversar con ellas; no podemos conversar de manera impositiva con las personas, ni de temas que no estén consensuados previamente.
d) Colaboración.- Es lo contrario de la obligación, esta es impuesta, obligada; en cambio la colaboración es una invitación que no estamos obligados a aceptar; pero que cuando lo hacemos aporta a una major convivencia familiar, laboral, educativa , comunitaria que nos empodera y hace partícipes de nuestras actividades; conlo cual construimos comunidades seguras, solidarias y limpias.
e) Reflexión.- Es una conversación con uno mismo, que nos permite revisar el resultado de nuestros actos, tener conciencia de dónde estamos, qué hacemos y , consecuentemente modificar conscientemente comportamientos que así lo requieran.

Una convivencia que se desarrolle en el marco de estos cinco aspectos que hemos mencionado y que sea parte de un objetivo común de autoridades de todo tipo, docentes, padres , madres, niñas, niños, adolescentes , jóvenes, estudiantes y trabajadores ; es la mejor prevención para violencia, drogas, abusos de todo tipo y descalificaciones.

Ricardo Loor Solórzano
Rodrigo Vélez Valarezo.

Tags : drogasecuadorguayaquilparametriapoliticasocial
admin

Autor admin

Deje un comentario